Abone se compromete con el Ocio Responsable en Palma

En un esfuerzo conjunto por promover un ambiente de convivencia cívica y respeto en Palma, y especialmente en las zonas de Paseo Marítimo y Santa Catalina, la asociación empresarial de Ocio y Entretenimiento de Baleares, Abone, ha asistido ayer a la presentación convocada por la Regiduría de Seguridad Ciudadana de Palma en la que se ha tratado la nueva Ordenanza Municipal para el Fomento de la Convivencia Cívica de la ciudad. 

Reconociendo la importancia de garantizar el bienestar de la comunidad, Abone se compromete a trabajar en colaboración con las autoridades locales para abordar las preocupaciones de los residentes de la zona. En este sentido, la asociación ha propuesto la inclusión de medidas que promuevan el ocio responsable y el cumplimiento de las normativas vigentes, tal como se ha venido haciendo hasta ahora por parte de los establecimientos asociados.

Entre las propuestas presentadas durante la reunión, destaca la iniciativa de prohibir el sacar bebidas alcohólicas fuera de los establecimientos de ocio y restauración, restringiendo su consumo a las áreas designadas, como terrazas autorizadas, y la prohibición de beber en vía pública, medida que ya se ha adoptado en Ley de Turismo Responsable. Estas peticiones buscan mejorar la calidad de vida de los residentes y fomentar un entorno seguro y ordenado.

La Asociación se suma también a peticiones ya existentes, como una mayor seguridad y limpieza de la zona, la prohibición de Party Boats y actividades ilegales por parte de establecimientos sin licencia, así como el control de la venta de alcohol por parte de los comercios de la zona en los horarios adecuados.

"En Abone creemos firmemente en la importancia de promover un ocio de calidad, donde la diversión y el respeto vayan de la mano", afirma Miguel Pérez-Marsá, presidente de la Asociación. "Estamos comprometidos a trabajar en colaboración con las autoridades y la comunidad para fomentar un ambiente seguro y armonioso para todos".

Además, Abone está trabajando en una campaña de concienciación dirigida tanto a residentes como a turistas, con el objetivo de promover un comportamiento respetuoso hacia los vecinos al disfrutar del ocio nocturno en estas zonas.


Hoteleros, restauradores y empresarios del ocio de Baleares denuncian la modificación del Decreto Ley de Turismo de Excesos y arremeten duramente contra el Govern de les Illes Balears

Advierten que “tomarán las medidas necesarias en contra de una ley que ya estaba mal planteada y que ahora, con la modificación actual, da rienda suelta al botellón en Playa de Palma entre otros aspectos”.

En una declaración conjunta, la Asociación Hotelera de Playa de Palma, Restauración CAEB y la Asociación Balear de Ocio y Entretenimiento (ABONE), expresan su firme oposición a la reciente modificación del Decreto Ley de Turismo de Excesos por parte del Govern de les Illes Balears.

Este decreto, heredado del gobierno anterior y tal y como han declarado desde las tres asociaciones, “ya adolecía de graves deficiencias en su redacción, pero las últimas enmiendas han exacerbado aún más la situación, generando un entorno propicio para el aumento de los problemas relacionados con el turismo irresponsable”.

Desde las asociaciones empresariales, tal y como ya se denunció en su día, se ha llevado a cabo un exhaustivo análisis del contenido del decreto modificado, encontrando numerosas deficiencias que afectan de manera desproporcionada al sector hotelero, de restauración y ocio, mientras que se pasa por alto el verdadero problema que afecta a la zona de Playa de Palma: la proliferación de licorerías encubiertas que fomentan el consumo de alcohol en la vía pública, dando lugar a situaciones de desorden y conflictos.

La ley, en su versión actual, carece de medidas efectivas para abordar esta problemática, evidenciando una falta de consideración hacia las necesidades y preocupaciones de los empresarios locales. Es especialmente preocupante la eliminación del único punto que imponía ciertos límites a los comercios de venta de alcohol, como el cierre obligatorio a las 21.30 horas, medida que contribuía a disminuir el consumo de alcohol en la vía pública durante las horas nocturnas.

Esta falta de acción por parte del gobierno del PP, no solo perjudica a los empresarios, sino que también, insisten desde las asociaciones empresariales, “tiene un impacto negativo en la labor de la policía local y los inspectores de comercio, quienes se ven desbordados por la falta de recursos y la magnitud del problema”. Ellos, añaden, “son las verdaderas víctimas del Govern balear”.

Las asociaciones empresariales de Playa de Palma rechazan categóricamente esta modificación del decreto y anuncian su determinación de emprender “las medidas que sean necesarias” para revertir esta situación.

En este sentido añaden que “es incomprensible que, mientras se promociona el turismo responsable a través de iniciativas como el PLEDGE, desde el Consell de Mallorca que es del mismo color político que el Govern de les Illes Balears y por lo tanto deberían ir en línea, se flexibilice una ley que atenta contra la convivencia y el orden público en nuestra comunidad y que da rienda suelta al botellón en Playa de Palma”.

Así pues, desde la Asociación Hotelera de Playa de Palma, Restauración CAEB y ABONE, concluyen, “instamos al Govern de les Illes Balears y, muy concretamete a su conceller de Turismo, a reconsiderar su postura y a trabajar de manera colaborativa con el sector empresarial para implementar medidas efectivas que aborden de manera integral los problemas asociados al turismo de excesos en Playa de Palma”.